Agus Prats, la fotografía para seguir adelante


La noche del 1 de febrero de 2001 Agus Prats salía de un cajero en el número 35 de la calle Joaquim Costa de Barcelona, cuando sufrió una agresión provocada por alguien anónimo. Un poco más arriba, en la misma calle, se estaba llevando a cabo una actuación policial. El agresor creyó que Agus era un policía. La agresión le provocó un traumatismo craneoencefálico y unas lesiones neurológicas que afectan a su movilidad, obligándole a moverse desde entonces en silla de ruedas. Agus encontró en la fotografía, los autorretratos que se hacía en la calle de adelante de escaparates, la manera de superar el trance. «Fueron mi forma de poder gestionar todo lo que sentía en ese momento. El no poderlo expresar en palabras, el hecho de sentirme identificado emocionalmente en las fotos que iba haciendo, me tranquilizaba y a la vez me hacía consciente de que de todo ese sufrimiento, salía una memoria gráfica palpable, física, que reforzaba la sensación de haberlo expulsado. Me liberaba mentalmente». Todas aquellas fotografías ahora han quedado recogidas en A través del espejo, libro que ha publicado gracias a una exitosa campaña en Verkami.
Texto: Oriol Rodríguez

Lo primero que hiciste para dar voz a tus sentimientos fue escribir. Qué escribías?

Un diario. Estuve ingresado en la planta de Neurotraumatología de Vall d’Hebron durante 8 meses. Es una planta muy dura, con pacientes afectados neurológicamente. Me vi incapaz de escribir sobre lo que me pasaba a mí, rodeado de casos e historias tan dramáticas. Esto hizo que no pudiera liberar mis emociones provocadas por mi propio trauma.

Lo siguiente, ya fue empezar a hacer fotografías. ¿Qué fotografiabas en aquellos primeros meses y años?

Las primeras fotos que hice durante mi ingreso eran impulsivas, captaba imágenes de todo lo que en aquel momento se identificaba con lo que sentía interiormente, por lo que para mí era una forma de expulsarlo y me calmaba cuando podía ver aquella imagen. Después, una vez me dieron el alta, el impulso para fotografiar lo tenía siempre ligado al movimiento, el desplazamiento, el viaje, cuando empezaba a salir de casa.

¿Antes del incidente del cajero ya te interesaba la fotografía?

Sí, pero más como un recurso o herramienta a mi trabajo de diseñador gráfico. No fue hasta poco antes de la agresión que empecé a utilizar la fotografía como herramienta de expresión personal. Y ya fue durante el ingreso que descubrí su potencial como visualizador de los sentimientos que muchas veces quedan escondidos tras la palabra.

Ya entonces, ¿en algún momento te pasó por la cabeza que aquellos textos y aquellas fotografías acabaran dando vida a un libro?

Sí. No sabía de qué forma, pero sí que me sentía con la necesidad de dar a conocer algún día, de enseñar que la fotografía puede ser un apoyo muy importante para gestionar emociones internas. Me sentía en deuda.

«Me sentía con la necesidad de enseñar que la fotografía puede ser un apoyo muy importante para gestionar emociones internas»

Y toda esta historia vivió un giro en el año 2015. ¿Qué pasó?

Perdí el diario hospitalario por culpa de un traslado. Ante la impotencia de haber perdido una parte tan importante de mi memoria, no podía estarme sin hacer nada. Decidí volver al lugar donde sufrí la agresión después de 14 años y durante el trayecto empecé a hacerme autorretratos mientras me cuestionaba la idea del tiempo y reflexionaba sobre la memoria y de mí mismo.

¿Por qué empezaste a fotografiarte reflejado en los escaparates y cristales que te ibas cruzando por la calle?

Quería reencontrarme conmigo mismo, tomar conciencia de quién soy en el lugar donde todo cambió y comenzó al mismo tiempo, es decir, la calle. Gracias a un proyecto anterior, encontré la manera de poder volver a hacer fotografía de calle desde la silla de ruedas, fijando la cámara al chasis y disparando con un disparador remoto, que me permitía hacer fotos sin perder agilidad en el movimiento.

¿Qué cámaras utilizabas para hacer estos retratos? ¿Te inspiraste en ningún otro fotógrafo para realizar tus autorretratos?

Utilizo una pequeña Olympus 4/3 con un 28mm fijo. Disparo sin mirar por el visor, con el encuadre memorizado, al tener la cámara fijada en la silla. Elegí el 28mm inspirado por Joan Colom, que también fotografiaba sin utilizar el visor y leí que era su focal preferida.

Y de repente, el diario reapareció, ¿verdad?

Exacto. Es lo que realmente me interesa del proyecto. Nació de una necesidad vital y de un hecho que no podía asumir, como era el haber perdido una parte escrita de mi vida tan importante. Me fui adentrando cada vez más en esta idea, en este viaje de vuelta para ir a buscar y de alguna manera, se activaron ciertos mecanismos, pues el diario apareció.

¿Fue entonces cuando empezaste a pensar que tal vez todo aquel material podía dar forma a un libro?

Un día recibí un mensaje de Txema Salvans. Hacía tiempo que seguía las fotos que iba compartiendo del proyecto y me animaba a hacer un libro. No paró hasta que se hizo realidad!

«Captaba imágenes de todo lo que en aquel momento identificaba con lo que sentía interiormente»

¿Qué encontramos en el libro?

En el libro encontramos una selección de los autorretratos que hice durante este recorrido por las calles de Barcelona, concretamente del barrio de La Ribera hasta el Raval. Estos autorretratos están puestos en contexto, de forma muy acertada, mediante extractos de informes policiales y médicos. Este contraste entre un lenguaje frío y técnico que relata un hecho tan traumático y el de los autorretratos, dan fuerza al libro. También tenemos un prólogo lleno de referencias de Andrés Hispano, que sitúa el proyecto dentro de un contexto artístico.

El diseño está cuidadísimo.

Esta es la otra parte importante del libro, el diseño del estudio Opisso. Todo en el libro tiene una razón de ser, no hay nada gratuito. Desde la tapa dura con el texto estampado en la portada (una vez), hasta el papel seda que sirve de apoyo a los textos policiales y médicos, que te sugieren esta idea de fragilidad que tiene la vida, que en cualquier momento se puede romper. Fue una suerte poder contar con Sergi y Laura. Además, el trabajo de la imprenta Nova Era es exquisito.

¿Hay algún libro de fotografía (o de otras disciplinas artísticas) que te haya servido de inspiración?

En este sentido diría que no, porque quise mantenerme en un segundo plano en las decisiones del diseño. No quería condicionar a Sergi Opisso, pues le tengo absoluta confianza y me siento muy cercano a la forma que tiene de entender el diseño. Y lo mismo con la edición de las fotos, de la que se encargaba Txema Salvans. Sí que en momentos puntuales, decidíamos cómo orientar el proyecto, qué vía darle y quizás salía en ese momento algún libro como ejemplo de lo que hablábamos, pero de forma puntual. No tuvimos ninguna referencia concreta. Creo que el proyecto mismo ya pedía de forma clara por dónde teníamos que tirar.

¿Cómo descubriste Verkami y por qué decidiste impulsar el proyecto de A través del espejo a través de esta plataforma?

En un momento en que el proyecto estaba estancado por falta de dinero, Txema me presentó a Paco Gómez, que tenía mucha experiencia en el diseño de campañas de Verkami. Desde el primer momento se entusiasmó con el proyecto y también se ofreció ayudarnos. Él tenía claro que funcionaría.

¿Cómo diseñaste la campaña?

Pues con la ayuda de Paco Gómez. Le pasé toda la información que me pidió y darme las claves de cómo orientar la campaña. ¡Se lo curró mucho! Hasta que no te encuentras, seguramente no te das del trabajo que hay detrás de una campaña de Verkami. Es muy importante tener definido el mensaje, el material que utilizarás de base para cada publicación, cuidar que todo tenga un sentido definido, una voz propia y, sobre todo, saber transmitir tu ilusión por el proyecto. Y Paco me dio todo masticado.

«Quería reencontrarme conmigo mismo, tomar conciencia de quien soy en el lugar donde todo cambió»

¿Cómo viviste los 40 días?

Pues muy intensamente, con mucha alegría cuando ves que la gente se interesa, que colaboran, que también les hace ilusión tener el libro y que ya lo quieren tener. Esto anima mucho.

Elemento clave, ¿cómo fue la relación con los mecenas?

En mi caso muy estrecha, con una comunicación directa, intercambiando opiniones, compartiendo las ganas de publicar el libro, de ver las fotos, contándonos experiencias personales. De hecho, es una de las cosas que más valoro de la campaña.

¿Cuál crees que fue la clave para que llegar al objetivo con éxito?

Creo que la de ser un proyecto honesto y que muchas personas han creído en él y han tenido ganas de hacerlo realidad.

Más allá del libro, ¿qué recompensas ofrecisteis?

Copias fotográficas originales y sobre todo un precio muy reducido.

Si no existiera el micromecenazgo, habrías podido llevar adelante A través del espejo por las vías de financiación tradicional?

No, precisamente el proyecto se estancó por la falta de encontrar la manera de financiarlo.

¿Qué consejo darías a aquellos que como tú quieren impulsar su proyecto a través del micromecenazgo?

Dedicarle el tiempo necesario en planificar y diseñar la campaña y si puede ser, con un profesional.

«Hasta que no te encuentras, seguramente no te das cuenta del trabajo que hay detrás de una campaña de Verkami»

¿Qué es lo que más te ha gustado de toda la experiencia?

Que es una manera de que todos participen en el proyecto. Personalmente lo que me gusta de la fórmula del micromecenazgo es el hecho de que entre todos hagamos realidad el libro, y que una parte del libro forma parte de cada una de las personas que ha creído en él.

Y ahora qué. ¿Habrá más libros? ¿Los impulsaràs a través de Verkami?

¡Esperemos que sí! Siempre hay proyectos que rondan por la cabeza que podrían tomar forma de libro y seguro que gracias a Verkami se podrían hacer realidad.

+ Info

Campaña Crowdfunding – A TRAVÉS DEL ESPEJO

The Mirror Chair Project en Instagram
Página de The Mirror Chair Project
Web de Agus Prats

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.